“Era inevitable”, pronunciamiento contra el acuerdo gobierno-FMI

“Era inevitable”, pronunciamiento contra el acuerdo gobierno-FMI

​Desde el Socialismo para la Victoria en Junìn Bicentenario se indicó que el acercamiento de la gestión del Presidente Mauricio Macri con el organismo financiero internacional es consecuencia del “descalabro manifiesto de la economía argentina y una coyuntura que golpea duramente los bolsillos de los asalariados, sumado a una carrera especulativa con subas del dólar imparables”.

En un comunicado de prensa, desde el Socialismo para la Victoria en Junín Bicentenario, se realizó un pronunciamiento contra el inicio de las negociaciones entre el gobierno nacional y el FMI, para obtener una línea de asistencia financiera merced a un préstamo de entre 20 mil y 30 mil millones de dólares.

El texto del comunicado señala: “El mismo guión, actores diferentes en muchos casos, con figuras “estelares” invitadas como la del ex ministro de Carlos Menem y de la Alianza liderada por el radical Fernando de la Rúa, Domingo Felipe Cavallo, iban trazando una segunda parte de una película que ya se vio en el país en la década del ´90 y que concluyó dramáticamente en 2001. Faltaba la aparición en escena de la estrella principal y el presidente Mauricio Macri la convocó este martes: el Fondo Monetario Internacional.

Es exactamente el mismo guión que inevitablemente llevará, dramáticamente, al escenario final mencionado con el triste peso en todos los argentinos que una vez más nos veremos atrapados en las voraces incontenibles del más feroz capitalismo salvaje inspirado por el neoliberalismo “aggiornado” del siglo XXI.

El 3 de enero de 2006, el entonces presidente Néstor Kirchner canceló en un solo pago la deuda que la Argentina mantenía con el Fondo Monetario Internacional por más de 9.800 millones de dólares. Las divisas giradas directo desde las Reservas del Banco Central permitieron, además del ahorro de intereses, cerrarle la puerta a “las intromisiones y exigencias” que imponía la entidad financiera en la economía interna.

Además de la señal política, la cancelación de la deuda le permitió al país un ahorro de 842 millones de dólares en intereses.

Hoy vemos un paso más de Cambiemos para diferenciarse de “la pesada herencia” que tanto le gusta mencionar al gobierno actual: Volver a tomar crédito internacional del organismo cuyas recetas nos sumió a los argentinos en las crisis más profundas.

El descalabro manifiesto de la economía argentina y una coyuntura que golpea duramente los bolsillos de los asalariados, sumado a una carrera especulativa con subas del dólar imparables, ante la ineficacia de un gobierno de CEO´s que ya no saben más cómo beneficiar a sus empresas de orígenes, generando tarifazos que impactan fuertemente en una escalada inflacionaria imparable, todo ello provocando la retracción más grande en el consumo y las ventas de los últimos años, con salarios que se terminan pactando muy por debajo de la estimación inflacionaria, incluso oficial, han generado el caldo de cultivo necesario para llegar a que el gobierno nacional golpeara nuevamente las puertas del FMI2, se indicó en el comunicado difundido este miércoles.

Juan Manuel Sequeira, dirigente del Socialismo para la Victoria en Junin Bicentenario manifestó, a su vez, que desde el espacio polìtico “seguimos junto a los que no tienen voz, a los que sufren, a los que en definitiva serán los más afectados por las “recetas mágicas” del Fondo. Es a ellos a los que miramos y aspiramos a que la sociedad argentina abra sus ojos y bregue para que el gobierno nacional convoque seriamente y sinceramente a un diálogo con todos los espacios políticos para encontrar una salida que no signifique claudicar la soberanía de un país”.

Leave a Reply