Los mismos argentinos reforzarán el grito que une y trasciende a generaciones: ¡Nunca Más!

Los mismos argentinos reforzarán el grito que une y trasciende a generaciones: ¡Nunca Más!

Un 18 de febrero, de hace tres años, los jueces Pablo Vega, César Álvarez y Carlos Rozanski dieron lectura al fallo en el auditorio de la Universidad Nacional del Noroeste, y que se encontraba colmado al momento del veredicto, se dictaba la sentencia contra siete ex represores juninenses durante la última dictadura cívico-militar


Este 18 de febrero ha quedado instalado en la historia juninense y en la historia de la lucha por la memoria, verdad y justicia, objetivos principales en la lucha de los derechos humanos. Es el día en que, en 2015, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Número 1 de La Plata condenó a la pena de prisión perpetua al ex militar Angel Gómez Pola y al ex comisario Abel Oscar Bracken por delitos de lesa humanidad cometidos en Junín durante la última dictadura cívico militar. A ellos se suman las sentencias de 25 años a los ex policías Francisco Manzanares y Chiachietta; a 18 Miguel Angel Almirón y Julio Angel Esterlich; y a 15 al ex comisario Edgardo Mastandrea.

Los jueces Pablo Vega, César Álvarez y Carlos Rozanski dieron lectura al fallo en el auditorio de la Universidad Nacional del Noroeste, y que se encontraba colmado al momento del veredicto, un día como hoy de hace tres años.

En aquel año también se presentaba el film “Junín, verdad y Justicia”, realizado por Ariel Baien que atravesaba la historia de los juninenses en los años de la última dictadura cívico-militar” impulsada por la Cátedra Libre de Memoria y Derechos Humanos de la UNNOBA y declarado de interés municipal en un proyecto presentado por el ex concejal Juan Manuel Sequeira y aprobado por unanimidad del Concejo Deliberante.

Desde JuninBicentenario destacamos y valoramos la lucha y el trabajo denodado e intenso de todos los organismos de derechos humanos juninenses a lo largo de años para llegar a ese momento histórico que traza un antes y un después, a la vez que bregamos por el avance del juicio residual que se emana de esas audiencias históricas desarrolladas en el Salón de la Democracia de la UNNOBA.

Vemos con preocupación que la actual gestión nacional del Presidente Mauricio Macri no toma como prioridad el avanzar con estos juicios que marcaron un hito y que a la vez posicionaron a la Argentina en el escenario mundial por proclamarse en contra de todas aquellas acciones que constituyen delitos de lesa humanidad.

También nos inquieta que a la par que no se avanza en estas ac ciones de memoria, verdad y justicia, se beneficie con medidas como la prisión domiciliaria a probados genocidas, fallos que van en contra de lo que demanda la sociedad argentina que ha madurado también en lo que hace a la prioridad de derechos humanos.

Consideramos que son precisamente los argentinos, todos, el pueblo, que no permitirá que haya una marcha atrás en este tema tan importante como es el castigo a todos los culpables de la represión genocida en la dictadura cívico-militar de 1976-1983 y es por ello que a pesar de que no se ven señales claras del gobierno nacional y al contrario, se tiende a justificar la represión a las expresiones populares y a la demanda social, somos optimistas de que los mismos argentinos reforzarán el grito que une y trasciende a generaciones: ¡Nunca Más!

Leave a Reply