Junín Bicentenario repudia el despido de Víctor Hugo  Morales y advierte sobre una persecución a periodistas

Junín Bicentenario repudia el despido de Víctor Hugo Morales y advierte sobre una persecución a periodistas

El espacio político juninense alerta “sobre el crecimiento riesgoso de una censura contra aquellos que piensan distinto y no comparten el relato actual que se pretende impulsar e instalar ya no solamente desde los medios hegemónicos sino también presionando hacia aquellos pocos grupos y empresas de comunicación que permanecían como baluartes independientes”.

El despido del periodista Víctor Hugo Morales es una escalada más de la censura y hostigamiento que el gobierno del presidente Mauricio Macri está realizando en una persecución implacable como nunca antes se vivió en la historia de la democracia y la prensa argentina. Junín Bicentenario repudia y rechaza este episodio a la vez que alerta sobre el crecimiento riesgoso de una censura contra aquellos que piensan distinto y no comparten el relato actual que se pretende impulsar e instalar ya no solamente desde los medios hegemónicos sino también presionando hacia aquellos pocos grupos y empresas de comunicación que permanecían como baluartes independientes.

El modelo actual solamente funciona con represión, desapariciones forzadas -como el caso triste de Santiago Maldonado-, ocultamiento de la realidad, persecución a los periodistas que tratan de dar “pelea” en medios independientes a pesar del ahogo financiero. Despidos, cesantías y ahora una nueva ley laboral, van trazando un panorama incierto que no es nuevo para quienes ya veníamos alertando desde mucho antes del período electoral recientemente vivido en la Argentina.

Lamentablemente este cuadro que va acompañado también de una mayor presión impositiva y tarifazos para que la renta vuelva a los sectores más enriquecidos de la sociedad argentina, a los que ya tienen una mayor concentración de la riqueza y que crece aún más, haciendo más ricos a los ricos y más pobres a la clase media, a los trabajadores y a los sectores vulnerables, no fue interpretado por el electorado, que, adhiriendo a los “fantasmas” esgrimidos desde el oficialismo reproducidos por los medios adictos al poder, reafirmaron este modelo que en los últimos días volvió a mostrarse en su forma más cruel: sin bonos de fin de año para trabajadores y jubilados, mayor carga impositiva, tarifazos en los servicios públicos cercanos o superiores al 40%, reforma laboral favorable al sector patronal y de los grandes grupos, reforma previsional, entre otros aspectos de una realidad descarnada y que genera temor por el futuro de los argentinos.

Todo esto era denunciado por Víctor Hugo Morales. Eso le costó su trabajo. Junín Bicentenario repudia este despido y se solidariza con el periodista como también se solidariza con los trabajadores de prensa de la agencia DyN perteneciente a los grupos empresarios que más favorecen la concentración de la riqueza Clarín y la Nación; a los trabajadores de Radio Rivadavia, en quiebra y a los centenarios de periodistas y laburantes de prensa de todo el país que, lamentablemente, día a día, ven perder o peligrar su fuente de trabajo, ante un modelo impidiadoso y que inexorablemente nos conducirá a historias ya repetidas y con sabor amargo entre los argentinos.

No cejaremos en nuestra lucha y en nuestro mensaje, instando a quienes militamos en el espacio nacional y popular a unirnos, dejando de lado aspiraciones personales y mezquindades políticas, para que sepamos descubrir coincidencias que nos ayuden a construir opciones que generen expectativas positivas entre los argentinos, que merecen un futuro mejor que este presente de incertidumbre.

Leave a Reply